DONALD TRUMP: EL HOMBRE DETRAS DEL TRONO

21/febrero/2017 Por Rafael Catalán Valdés

Nuevo-18

Si  no  fuese auténtico, parecería el villano perfecto para una película:  Obeso,  desaliñado, con una cabellera color zanahoria siempre mal peinada, brillante y sabihondo – en su círculo lo apodan “La Enciclopedia”  –  millonario y excéntrico,  amargado por la bancarrota de su padre tras la crisis de 2008  (su Rosbaud particular)  y decidido a vengarse  de ese mismo establishment   que lo encumbró pero que en el fondo desprecia con todas sus fuerzas.  Un iluminado  con la perspectiva escatológica que caracteriza a los grandes resentidos:  la idea de que vivimos en una época de honda decadencia  que ha de ser arrasada desde sus cimientos para volver a la luz  ( mantra traducido como “Make  America  Great Again”)

Al pronunciar su nombre se imponen las sombrías notas de John Williams que anuncian a Dart Vader y no extraña que el programa de televisión Saturday Night Live lo parodie como un maléfico esqueleto con guadaña:  STEVE  BANNON,  empresario e inversionista de éxito, antiguo marino, productor de televisión (su fortuna deriva de Seinfield )  y de cine (The Indian  Runner, con Sean Penn  y  Titus, de Julie Taymos, la directora  de Frida )  y, sobre todo Grand Agent Provocateur  o Guerrero  Cultural,  primero en el ámbito del periodismo, desde que empezó a colaborar en el sitio ultraconservador Breitbart News, hasta que, a la muerte de su fundador y amigo, se convirtió en su editor, y luego  como documentalista.

Es en estos terrenos donde pueden observarse más claramente  sus obsesiones sociales, históricas, filosóficas y políticas, retomadas ciegamente por su jefe, Donald Trump, quien no por nada lo convirtió en su principal asesor en la Casa Blanca y le concedió un asiento (supuestamente sin darse cuenta) en el Consejo de Seguridad Nacional.  La carrera como agitador mediático  del “segundo hombre mas poderoso del mundo” como lo llamó la revista Time,  se inicia a partir de su desencanto con Jimmy Carter y su nostalgia por Ronald Reagan, magnificadas en dos películas hagiográficas: In the Face  of Evil: Reagan’s  War  in Word and Deed  y Still Point in a Turning World: Ronald Reagan and his Ranch.

A partir de ahí, entra en  escena su visión catastrófica de la sociedad estadounidense, traducida en la necesidad de destruir su sistema para reconstruirlo desde sus cenizas  (se le dice admirador de Lenin), plasmada en el documental Generation Zero, donde Bannon insiste en la idea de que cada ochenta años Estados Unidos Estados Unidos entre en un nuevo ciclo marcado por una gran confrontación bélica  ( la Independencia, la Guerra Civil, la Segunda Guerra Mundial ) que trastoca drásticamente a sus élites. Según él, nos aproximamos a ese cuarto momento de crisis y en la película llega a afirmar que una nueva guerra mundial está próxima (desatada  previsiblemente por el combate contra el “fascismo  islámico” )

Pero sus documentales exhiben igualmente su encono hacia los inmigrantes sin papeles y la necesidad de blindar su frontera con México: en  Cochise Country USA: Cries from the  Border  señala el caos imperante en un pueblo fronterizo, y en Border War:  The Battle over illegal  Imigration, no duda en afirmar que a los indocumentados “la derecha los ve como trabajadores baratos  y la izquierda como votos baratos”  al tiempo que instrumentaliza la crisis humanitaria de los mojados para disfrazar su desprecio hacia los no blancos.

No obstante, la película que quizás haya tenido mas impacto entre las suyas  sea Clintón´s  Cash:  Tue untold story of How and Why Foreign Governments and Businesses Helped make Bill and Hillary Rich, que, con sus repercusiones en el New York Times o en el Washington Post,  contribuyó enormemente a fijar la imagen  de Hillary como una mujer venal y sin escrúpulos, concentrada en ganar dinero y en defender la podredumbre de la clase política tradicional, y acentuó el descrédito que a la postre la llevaría a perder las elecciones.

En un entorno tan poco intelectual como el de Trump, Bannon  se erige como su único ideólogo; es necesario estudiarlo para entender una de las principales fuerzas que animan esta inédita forma de autoritarismo que desde la Casa Blanca hoy amenaza al mundo entero.

Jorge  Volpi

Diario Reforma, 19 de febrero de 2017.

EL ABUELO DE TRUMP PREFIERE A ALEMANIA. LO EXPULSAN.

14/febrero/2017 Por Rafael Catalán Valdés

Nuevo-18

A pesar de vivir en una comunidad alemana en Nueva York,  la abuela de  Donald  Trump,  Elizabeth Christ Trump,  nunca estuvo satisfecha de vivir en Estados Unidos  y en 1904 su esposo Fiedrich  renueva su pasaporte para viajar a Alemania, declarando su actividad como “administrador de hoteles” y declarando que regresaría a los Estados Unidos antes de un año. En esta ocasión, sin embargo, lleva sus ahorros con él  -alrededor de 80 mil marcos, equivalente a unos 100 mil dólares de aquel  tiempo. Los servidores públicos de Kallstadt, contentos con el regreso de ese rico joven a su lugar de nacimiento, testifican su “buen carácter  y su capacidad para sostener a su familia”.  Pero los funcionarios públicos  regionales y nacionales investigan porque no  había regresado antes a cumplir su servicio militar (recordemos que Alemania estaba luchando en la Primera Guerra Mundial).  Para ellos, Friedrich  era un evasor de sus obligaciones militares, y lo presionaron para salir del país a la brevedad posible. En los primeros meses de 1905 recibe una notificación de que tenía que abandonar Alemania  a mas tardar el 1 de mayo de 1905. El 29 de abril, Trump les avisa que su hija pequeña está demasiado enferma como para poder viajar, con lo cual consigue una prórroga de tres meses para salir de Alemania. El 6 de junio, Trump intenta nuevamente  quedarse en Alemania, pero ahora escribe una carta personal al Príncipe Regente de Bavaria, Luitpold de la Casa de Wittelsbach, describiendo en cada vez mas desesperado y obsequioso  tono como él y su esposa Elizabeth están paralizados de terror ante el prospecto de tener que regresar a los Estados Unidos.

“Mi esposa y yo somos fieles y leales súbditos, buenos Bávaros, que estamos unidos con amor infinito y devoción sin fin a la magnífica casa de los ilustres Wittelsbachs”  escribió.  Yo  daría sin dudarlo mi derecho a vivir en Estados Unidos (Trump continuó) si pudiese asegurar mi residencia permanente en la tierra en donde nací”. No tuvo éxito en su petición, y el 28 de junio se resignó a salir inmediatamente de Alemania con destino a Nueva York,  acompañado por su esposa embarazada y su hija.  Trump arribó a Nueva York a mediados del verano y se instalaron en un apartamento en el  Bronx, zona habitada principalmente por alemanes, donde el 11 de octubre nació su primer hijo varón, Frederick Christ Trump, quien se convertiría en Donald Trump, padre del actual Presidente de los Estados Unidos.  El 20 de diciembre, Friedrich Trump hizo un último intento de conseguir permiso para regresar a su natal Alemania. Una vez más, su solicitud fue rechazada. En mayo de 1907  el caso fue cerrado. Friedrich y Elizabeth Trump permanecerían para siempre en América, y formarían a sus tres hijo como ciudadanos de los Estados Unidos.

Hasta aquí por hoy, estimados lectores. Debo salir unos días de México y tengo algo de prisa. Pero en dos o tres días retomaré  esta narración. Cuídense mucho.

LA REVOLUCION MEXICANA: LA CONSTITUCION DE 1917

13/febrero/2017 Por Rafael Catalán Valdés

Nuevo-18

Estimados lectores:  Dejo por ahora el tema Trump, no sin  mencionar que ayer se supo de una noticia que permite avistar que existe la esperanza de que el poder judicial de los Estados Unidos pueda   limitar las locuras del tipo que resultó presidente de esa nación. Ya se dio  un revés al veto para que  ciudadanos  musulmanes con visa vigente no pudieran ingresar a ese país, y hoy hay señales de que la Casa Blanca presentará una nueva Orden Ejecutiva mas sensata y humana. Esperemos que sigan, tanto el poder judicial como el legislativo, actuando como lo que son:  contrapesos del poder ejecutivo.

Volvamos  al tema de la Revolución Mexicana por una temporada. Aprendamos   de  nuestra historia.

CARTAS DE AMOR AL PUEBLO

Los revolucionarios de todas las facciones trataron  de mejorar las condiciones en que vivían campesinos y obreros.  En la primera mitad de 1915, durante el aislamiento de Zapata en el Estado de Morelos y baj0 su amparo  se llevó a cabo la administración de la Reforma Agraria.  El secretario zapatista  Manuel Palafox fue un hábil administrador y además contó con la colaboración de un grupo de la Generación de 1914  de la Escuela Nacional de Agricultura,  del yucateco  Felipe Carrillo Puerto y de algunos ingenieros como Ignacio y Conrado Díaz Soto y Gama  (hermanos de Antonio ). Con ellos se integraron  las Comisiones Agrarias del Sur  que se encargaron de estudiar mapas,  arreglar transacciones  entre pueblos,  levantar planos, deslindar,  repartir tierras, etc. De suerte que en  unos seis meses se definieron los límites de los cien pueblos del Estado de Morelos y además les asignaron la mayor parte de las tierras de cultivos, bosques y aguas.

Las tierras sobrantes, los ingenios y las destilerías fueron confiscados por las autoridades zapatistas  con tres finalidades: moler la  caña de los morelenses, para que los forasteros ganaran un salario y el gobierno una renta. Los primeros, sin embargo, no cultivaron caña sino que prefirieron sembrar maíz y frijol para disfrutar de comida abundante y barata; por lo tanto no renació la riqueza de Morelos  como pretendía Zapata. En cuanto a la fracción suriana de la Convención, expidió una ley agraria muy radical el 26 de octubre de 1916 y además publicó su versión del Programa de Reformas Políticas y Sociales que durante varios meses había discutido con la fracción norteña. La Ley Agraria  reglamentó los principios del Plan de Ayala para llevarlo  a la práctica como leyes de aplicación inmediata  y también para que la Secretaría de Agricultura fuera la agencia central de la reforma nacionalizadora  del país.  Por lo tanto ordenó la  restitución  de las tierras y aguas  que les habían sido arrebatadas a comunidades e individuos ;  que los pueblos, las rancherías y las comunidades poseyeran y administraran en la forma que juzgaran conveniente los terrenos de común  repartimiento y los ejidos, y que se expropiaran todas las tierras del país con excepción de las pertenecientes a los pueblos, rancherías y comunidades, las que no excedieran  del límite que fijaba la propia ley y que tomaba en cuenta el clima de la región y la calidad de las tierras. Finalmente decía la ley que los predios rústicos del enemigo se entregarían preferentemente  a campesinos, aparceros y arrendatarios; serían inalienables todas las tierras que se cedieran, y con más de 20 lotes se podrían formar sociedades cooperativas.

También hubo un contrarrevolucionario de Oaxaca,  Félix  Díaz, que se dirigió al pueblo el 23 de febrero de 1916 proclamando el Plan  de Tierra  Colorada con el lema de  “Paz y Justicia” , en el que prometía la dotación y restitución de los ejidos de los pueblos y de uso común.  Para la dotación se fraccionarían las tierras  nacionalizadas y las baldías que no hubieran sido reducidas y se expropiarían latifundios total o parcialmente. Los lotes se repartirían de preferencia a los tropas felicistas para que formaran colonias agrícolas;  pero los fundos legales y los ejidos de los pueblos solo se repartirían con el consentimiento de los propios pueblos. Por último, Félix Díaz prometió que al triunfo de su causa se dictarían leyes que favorecieran a los aparceros y medieros,  se gravarían las grandes haciendas, y se reducirían los impuestos a la pequeña propiedad.

LA CONSTITUCIÓN  DE  1917

Las luchas agrarias y laborales de las diversas facciones revolucionarias alcanzaron sus metas en los artículos 27  y  123  de la Constitución de 1917,  El artículo 27 fue el resultado  directo de los proyectos,  dictámenes y debates  de  los diputados constituyentes, destacando la participación que tuvieron  Pastor Rouaix,  Francisco J. Mújica,  Enrique Recio, Enrique Colunga,  Luis G. Monzón, Guillermo Ordorica  y Gerzayn  Ugarte. Además colaboró Andrés  Molina  Enriquez, que no era diputado. El  artículo fue aprobado por unanimidad de votos en la Asamblea  del Congreso  Constituyente y le imprimió un carácter  verdaderamente revolucionario  a la Carta  Magna al establecer que la propiedad de tierras  y  aguas  corresponde originariamente  a la nación, la cual tiene el derecho de transmitir  el dominio directo a los particulares  para constituir la propiedad privada,  y a ésta se le pueden  imponer  las modalidades que dicte el interés público.  Determinó que se expropiaran los latifundios  mediante indemnización  para crear pequeñas propiedad;  facultó a los pueblos, rancherías y comunidades para que solicitaran y recibieran tierras por restitución y dotación;  fijó las extensiones de la pequeña propiedad y de las parcelas. Distinguió la propiedad del suelo y del subsuelo, señalando que el dominio de aquella puede transmitirse en propiedad privada; pero que la del subsuelo y sus riquezas pertenecía al dominio directo, inalienable  e imprescriptible de la nación, la cual podía otorgar concesiones  para su explotación a los individuos y a las sociedades que operaran bajo leyes mexicanas.  Reguló la capacidad para adquirir  propiedades inmuebles, estableciendo que solo los mexicanos tienen ese derecho. Condicionó el de los extranjeros y excluyó a la iglesia.

En la elaboración del Artículo 123  también destacó la participación de Rouaix  y de Múgica,  así como la  de Heriberto J. Jara,  Esteban Baca Calderón,  Luis M. Rojas, Alfonso Cravioto,  además  la del jefe de la Dirección del Trabajo de la Secretaría  de  Fomento, José  I.  Lugo. Por otra parte, la iniciativa de que el trabajo merecía  un artículo especial se debió al Diputado  Froylán  Manjárrez .  El artículo fue aprobado  por unanimidad de votos y fue otra novedad, ya que consagró el derecho de la asociación  profesional como garantía  social para obreros y patrones en la defensa de sus intereses. Un principio de esta  naturaleza nunca antes se había incluido en el texto de ninguna Constitución del Mundo.  Además fijó en 8 horas  la jornada diaria de trabajo, 7 para la nocturna y 6 para la de los menores de 12 1 16 años,  un día de descanso a la semana,  igual salario por el mismo trabajo, indemnizaciones  por accidentes y enfermedades del trabajo,  habitaciones cómodas e higiénicas, etc.

Las elecciones de diputados constituyentes se habían llevado a cabo el 22 de octubre de 1916, de acuerdo con la convocatoria del Primer Jefe  del día  14 del mes anterior, estableciendo que los diputados que resultaran electos discutirían, aprobarían o modificarían un proyecto de Constitución que les sometería a su consideración y que incluía las reformas necesarias para el país.  Muchos partidos políticos entraron en actividad para presentar candidatos, y aunque las elecciones no fueron ejemplares,  los diputados que resultaron electos fueron todos revolucionarios, tanto gente de renombre como otros que hasta entonces  no tenían  significación nacional.  Las sesiones del Congreso Constituyente se celebraron  en el  Teatro  Iturbide  de la ciudad de Querétaro del 20 de noviembre de 1916  al 31 de enero de 1917, dedicando los primeros diez días  a la discusión de las credenciales de los diputados, y Carranza proclamó  la Constitución el día 5 de febrero  de  1917.

En los debates se hizo patente que los constituyentes eran hombres independientes y que tenían toda una gama  de actitudes políticas y sociales  revolucionarias, pero con un punto de vista más moderado o más radical o de izquierda. Entre los primeros destacaron los antiguos  renovadores que además eran de Carranza:  Alfonso  Cravioto, Félix F. Palavicini,  José  N. Macías,  Luis M. Rojas  y Gerzayn  Ugarte.  Entre los más radicales, y a la vez  obregonistas  estuvieron: Francisco J. Mújica, Enrique  Colunga, Enrique  Recio,  Luis  G  Monzón,  Alberto  Román, Heriberto J. Jara  y Esteban Baca Calderón.  Pero Pastor  Rouiax no se identificó ni con la izquierda ni con la derecha, gozó del respeto de ambas tendencias, era Secretario de Fomento en el Gabinete  de  Carranza y básicamente fue el autor  de los dos proyectos de los artículos 27 y 123.

En fín, el grupo de constituyentes fue heterogéneo, tanto por su extracción y antecedentes civiles y militares,  profesionistas, periodistas, poetas, pequeños propietarios, negociantes, mineros, trabajadores, profesores, etc., como porque sus edades  iban de 25 a más de 60 años.

Un lazo común los unía: El conocimiento  de  los  problemas  de México.

Hasta aquí por hoy. Considero que el tema de hoy es de gran importancia en la vida del país desde 1917 hasta la época que estamos viviendo, y lo que aquí  escribí debería ser del conocimiento de todos los mexicanos. Ojalá que sea del interés de todos ustedes.

Mientras  tanto,  Donald Trump sigue en Mara-Lago, su residencia junto al  mar en Miami, procurando quedar bien y agasajar al Primer Ministro de Japón, y  al Primer Ministro de Canadá,  y cavilando como nos puede despreciar y perjudicar más a los mexicanos.¿ Y las marchas de ayer?  Sin mayor trascendencia, unos atacando a Trump y otros a Peña Nieto. ¿ Y porque tienen que ser la Sra. de Wallace  y la Sra. Morera quienes  impulsen estos actos?  ¿Qué la sociedad no puede tener mejores líderes?

¿ El próximo Presidente de México?  ¡Hoy por hoy no veo más que a Andrés Manuel! ¿ El que persevera mata venado?  Si acaso… Meade

Hasta el próximo artículo,  en el cual trataré los numerosos problemas que Estados Unidos ha significado para México  a partir de 1914 y hasta la fecha.

Gracias por su atención. Cuídense mucho, respetables lectores.

TRUMP… SU ABUELO, UN EMIGRANTE ILEGAL EN LOS ESTADOS UNIDOS

10/febrero/2017 Por Rafael Catalán Valdés

El  abuelo,  Friedrich, al salir de Alemania lo hace violando la ley alemana de que todos los hombres de esa edad, 16-20 años, estaban obligados a cumplir su servicio militar, y para emigrar, deberían de obtener un permiso especial y haber cumplido con el servicio militar. El joven barbero no cumple con esta obligación, lo cual, entre otras cosas, le impedía en forma vitalicia volver a Alemania. Friedrich Trump  se convirtió, así,  en un emigrante ilegal. Por suerte para el a los funcionarios de migración de Norte América no les  importaron las circunstancias en las que Trump había  abandonado  su patria.  La ley de inmigración estadounidense  en esos años concedía a los alemanes  condiciones preferentes:  eran considerados, por ser blancos, étnicamente superiores y de naturaleza industriosa.  Friedrich fue uno más del millón de alemanes que emigraron a Norte América en 1885,  más de los  que había recibido los Estados Unidos  en un año en toda su historia.  Se instaló en casa de su hermana mayor y de su esposo, Fred Schuster, y empezó a trabajar como barbero, pero ello le resultó insatisfactorio. En 1891, y atraído al Oeste por la fiebre del oro se trasladó a la ciudad de Seattle, en el Estado de Washington, en la costa del pacífico que colinda con Canadá, en donde encontró una economía en expansión y en ebullición. Adquirió un negocio de hospedaje y restaurant,  entre cabarets  y prostíbulos,  en una zona de mala reputación, operando entre  prostitutas,  padrotes y apostadores que abundaban en ese distrito.

Trump obtuvo la ciudadanía  estadounidense en 1892, y comenzó a invertir en terrenos. Encabezó la comunidad minera en Monte Cristo, ubicada en la cercana comunidad de Cascade Range.   Construyó  un hotel y  solicitó ilegales   derechos mineros en  diversos predios lo que le permitió reclamar posteriormente los derechos para abrir minas. Ganó las elecciones de Monte Cristo en 1896 y se convirtió en juez de paz  en una votación de 32 -5 . Después de regresar por un corto tiempo a Seattle, Friedrich se unió a la fiebre del oro en Yukón, donde acompañado por un socio abrió un establecimiento con el nombre de El Artico, después rebautizado con el nombre del Caballo Blanco. Un anuncio que apareció en un periódico local  decía que el hotel servía a los mas cuestionables gustos de los mineros. Decía El Sol de Yukón en 1900: ” Este hotel tiene excelentes habitaciones lo mismo que el mejor restaurant, pero se avisa a  las mujeres respetables que no vayan a el a dormir, pues se exponen a escuchar cosas que pueden ser repugnantes a sus sentimientos y acosadas, además, por las depravadas de su mismo sexo”.

Friedrich  vendió sus acciones del negocio cuando las autoridades establecieron castigos a las cantinas, tabernas, juegos de apuesta y prostitución . Aunque parecía firmemente asentado en los Estados Unidos, nunca se había olvidado de Kallstadt  ni de sus raices alemanas. Y, lo mas importante,  todavía no tenía una esposa.  Ese vacío en su vida fue llenado cuando en una de sus visitas  a Kallstadt  (en 1901),ya como ciudadano norteamericano,   durante el cual estuvo con su madre y asistió a bodas en la familia, y en una de ellas  conoció   a Elizabeth Christ,  de 20 años de edad,  quien había crecido en la casa de enfrente a la casa de los Trump.Al año siguiente, Friedrich regresó a Alemania a casarse con ella y llevarla consigo a Nueva York,  donde su primera  hija, otra Elizabeth, nació en 1904.

Hasta aquí por hoy, estimados lectores. Seguiremos adentrándonos  en la vida y obra de Donald Trump. Todo lo que sigue es, en ocasiones, increíble.  ¿Cómo es posible, se pregunta uno, que el pueblo norteamericano haya cometido el error de llevar a este individuo a la presidencia?  Mas pronto que temprano, ellos mismos se van a arrepentir.

Cuídense mucho.

« Artículos anteriores

RSS Feed